Lo que debes saber sobre el gasóleo para el hogar

Hay muchas razones por la que elegir el gasóleo para calefacción en el hogar es una mejor decisión que hacer la transición a otra fuente de combustible.

Sin embargo, cabe notar que al hacer esta elección también se pueden tener diversas opciones, entre ellas se encuentra el uso de gasoil para calefacción o el gas natural. Antes de tomar una decisión sobre que combustible utilizar, vale la pena revisar algunas cuestiones esenciales sobre ambas fuentes de combustible.

Hay que empezar por destacar que el gasóleo a domicilio para calefacción no es “más caro” que el gas natural. A diferencia del petróleo, el gas natural es un combustible fósil no renovable y el creciente consumo mundial de gas natural podría dar lugar a un aumento de la demanda de este elemento. La competencia global entre la oferta y la demanda, así como el aumento de los precios, pueden traer efectos en la comercialización continua de gas natural.

En otro aspecto, la conversión de un sistema de gasóleo para el hogar a gas natural es costosa, pues es necesaria la eliminación del tanque, alteración de la chimenea, refuerzos de plomería y trabajos en los conductos, lo que potencialmente puede costar alrededor de US $ 9.000.

En consecuencia, es importante resaltar que el gasóleo para calefacción es un combustible limpio. Si, así como se lee. Hoy en día, este tipo de combustible produce casi cero emisiones y las últimas tecnologías en los sistemas de combustible evolucionan para reducir aún más las emisiones. Las tecnologías en desarrollo también abarcan mezclas de bajo contenido en azufre que, cuando se mezclan con biocombustibles, crean una opción de gasoil aún más limpia.

Así es que si un sistema de gasóleo para calefacción se mantiene correctamente (mantenimiento frecuente), el combustible se consumirá de manera limpia. Cualquier hollín que crea sólo queda dentro del tanque. Con un contenido de metano del 95%, las pérdidas del sistema de gas natural representan el 18% del total de las emisiones mundiales de metano, un poderoso contribuyente al calentamiento global y al cambio climático.

La esperanza de vida media de un de un sistema de gasóleo es de 30 años aproximadamente, puede ser mucho más tiempo si se mantienen adecuadamente. Por su parte, la esperanza media de vida de un calentador de gas natural es sólo 11 a 14 años. Así mismo, las calificaciones de eficiencia de los sistemas de calefacción nuevos con gasoil van de 83% a 95%.

Con estas cuestiones esenciales queda claro que el gasóleo para calefacción sigue siendo una de las mejores opciones de combustible para alimentar un hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s